domingo, 23 de abril de 2017

Tarta de almendras con amor - Ángela Vallvey

¡Hola! Hoy os traigo un libro el cual por favor, si habéis leído dejarme vuestra opinión abajo, porque me parece interesante ver otros puntos de vista.  
Sin más dilación, ¡Empecemos!




"Fiona es una joven, huérfana de madre, que tiene «problemas» con la comida, no solo porque ella es la encargada de llevarla a casa y abastecer a su padre enfermo, sino porque la sección de precocinados ha sido su único salvavidas ante su prematura responsabilidad. Fiona tiene imaginación, pero también es realista, por eso la devora el temor a que los Servicios Sociales descubran la incapacidad de su padre y los separen. La comida basura es su manera de olvidar. No sabe cocinar porque tampoco sabe comer.
Pero Fiona sí sabe amar. O por lo menos lo intenta: ahí está Alberto, el chico del que lleva toda la vida enamorada, que acaba de volver a la ciudad. La pena es que ha empezado a salir con Lylla, la íntima «mejor enemiga» de Fiona.
Toda su vida parece truncada hasta que su tutora del colegio, la señorita Aurora, se empeña en invitarla a comer y le presenta a su tía Mirna, una cocinera a la antigua usanza, bastante chiflada, que le enseña que el principal ingrediente para cocinar postres exquisitos no es el azúcar, sino el amor. Y de eso..., de eso Fiona tiene grandes reservas.
Junto con Fuet, una perrita abandonada, y sus amigos Max y Carmen, Fiona descubrirá nuevas emociones mientras emprende una aventura entre cacerolas que cambiará su vida."

Opinión personal


Me ha costado decidirme a reseñar este libro, ya que mi impresión es que este libro no hay por donde agarrarlo.

Nuestra protagonista es Fiona, la cual tiene 17 años, perdió a su madre en un accidente de tráfico, y al tiempo de esta desgracia encontraron un síndrome raro en el padre el cual aún no tiene cura, -lamentable el trato de Fiona hacia su padre, por cierto- hasta ahí bien, una trama normal para un libro contemporáneo.

Fiona tiene sobrepeso, y esto lo pongo fuera del párrafo inicial porque no creo que sea un detalle fundamental de ella, pero para la autora sí, es a lo que más hincapié hace de Fiona y me parece muy desagradable, siento que no habla de mucho más en la novela que de su peso.
Me parecen inapropiadas las comparaciones que aparecen a lo largo del libro de Fiona con vacas, o cuando recalca cosas como que no cabe por las puertas, o que desde el espacio se la puede ver... y sí, esto sucede durante buena parte del libro, cada poco tiempo tenemos comparaciones como estas.
Se nota demasiado que la autora no se a informado de este problema en ningún momento, dado que trata este problema como "un capricho".
En el libro se detecta perfectamente que la protagonista tiene un desorden alimenticio, y pensé que se hablaría de ello, cosa que hubiese salvado este libro en mi opinión, pero lo pasa por alto totalmente. Fiona come para refugiar sus problemas, cosa que si no estoy mal enterada es una rama de la ansiedad, no es algo que se haga por gusto.
Lo que menos tiene sentido en este libro es que Fiona empieza a aprender a cocinar, por un libro que la regalan la tutora y la tía de la tutora de Fiona, y pierde peso en cuestión de segundos -metafóricamente hablando- y esto no es bueno para ningún cuerpo, pero en el libro no se trata así, y para mí esto sí es un problema bastante fuerte.

Otro problema de este libro es la facilidad con que Fiona empieza a quererse en cuanto adelgaza, con el odio que siente hacia ella misma antes, y esto claramente en ningún punto del libro es tratado.

Hay una cosa que he sentido que no tenía ningún sentido en el libro, y eso es la utilización exagerada de hashtags, se me hacia pesado leerlo y simplemente luego los he terminado saltado, no sé si ha sido una manera de acercar el libro a los jóvenes o qué, pero no he llegado en ningún momento a entenderlo.

El padre y Fiona reciben una pensión, y en el libro se hace hincapié a que cuidan el dinero porque teme que se les acabe y demás, pero derrepente ves a Fiona cocinando para un ejército de personas innecesariamente. Y qué decir dónde da a entender que a la gente sin recursos no le interesa comer de forma saludable, por favor....

Y cómo última cosa quiero añadir que la protagonista no me ha gustado para nada, me ha parecido infantil, una víctima y que su obsesión con Alberto, -si hijos, si, hay amor también- me ha parecido preocupante.

Siempre intento sacar cosas buenas de los libros, pero de verdad que en este no he podido, solo os puedo decir que el libro tiene una lectura bastante rápida. No se si será porque he vivido este problema en mi entorno cercano o qué, pero este libro ha llegado a hacerme daño por ver cosas que sé que gente sufre y tratarlas de esta manera, no intento ofender a nadie con esta reseña, pero este es mi blog, y no pienso mentir sobre mis pensamientos hacia un libro. A parte de que no entiendo que pretende transmitirnos este libro...


¿La cocina puede salvar una obesidad? ¿Las generaciones jóvenes comen mal? ¿Para verte bien tienes que estar delgada? ¿Solo está gordo quién se pone hasta las cejas de bollería industrial? ¿Lo mal que están las pensiones?

NOTA:

0/5



  

4 comentarios:

  1. Ohhh este libro me llamaba un montón la atención desde que lo vi en el escaparate de una de las liberías por la que paso todos los días y estuve a puntito de comprarlo pero visto lo visto voy a pasar...no me esperaba para nada que fuera a ser así y con una nota tan negativa!

    ResponderEliminar
  2. Siento mucho que no te haya gustado, espero que el próximo que leas lo disfrutes mucho más
    ¡un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola
    Ya me tienes por aquí, bienvenida al mío.
    Pues mira, respecto al libro, estoy con él a ratos porque me está costando la propia vida acabarlo. No me atrapa nada, no sé si cambiará la cosa más adelante...
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaa!
    Soy nueva por tu blog^^
    Uff, este libro me da hambre por la portada pero no me llama nada xD
    Besitos^^

    ResponderEliminar